BELLEZA Y SOSTENIBILIDAD EN TU RUTINA DIARIA

Por Susana Armero – CEO Plant Secret.

¿Qué haces por tu bello planeta?

La belleza y la sostenibilidad no siempre van de la mano, estamos escuchando que tenemos que reducir los plásticos en todos los medios de comunicación, y como marca os confieso que lo intentamos con gran ahínco, aunque no siempre nos es tan fácil como nos gustaría. Me consta que otras compañeras que también hacen cosmética natural ecológica, lo intentan también.

Reflexionemos…

Quiero hacer una reflexión como persona individual a la hora de comprar un cosmético. ¿Qué es lo que buscas cuando compras una crema facial, por ejemplo? ¿Que te quite las arrugas? ¿Que mejore la piel? ¿Que sea natural y no contenga químicos y que además sea buena para el medio ambiente? Si es así, ¡genial! porque vamos por el buen camino. 

Ahora bien, ¿cómo crees que podemos conseguir todo eso a la hora de comprar? Lo primero que debo decir es que los “milagros no existen”. Podemos mejorar mucho nuestra piel pero no llegaremos a los 50 años con la cara de una adolescente de 20 años, eso seguro. Así que, intentaremos mejorar nuestra piel teniéndola hidratada y nutrida con productos ricos y naturales, además de fijarnos bien si podemos mejorar de alguna otra manera nuestro aspecto, como por ejemplo deporte, alimentación sana, hábitos buenos, etc. En definitiva, escuchar un poco mejor nuestro cuerpo y nuestras necesidades, sin basarnos en los estereotipos de mujer perfecta.

Belleza Sostenible

En cuanto a la aportación de nuestro granito de arena en el bienestar de nuestro planeta, nos fijamos en algunos aspectos que son básicos y esenciales si quieres tener una belleza sostenible.

Lo primero es pensar si todos los productos que compramos son necesarios, a veces nuestro cuarto de baño está lleno de botes de potingues que ni siquiera usamos, hay mucho marketing en el mercado que te hace pensar que necesitas un producto para cada parte de tu cuerpo por pequeña que esta sea. ¡Esto no es sostenible! ¿Necesitas todo lo que te compras? 

¿Dónde radica el problema?

La lista de ingredientes de un cosmético, los envoltorios, los packagings, los plásticos, los envases, los complementos que a veces se utilizan dentro de algún tipo de cosméticos, etc., la lista puede ser muy larga. Por poner un ejemplo, en 2018 la industria cosmética mundial produjo 120.000 millones de envases, de los cuales la gran mayoría no se podían reciclar.

Normalmente, usamos entorno a 15 productos de belleza e higiene diaria, que muchos de ellos contienen hasta 50 ingredientes que, en su mayoría, son químicos. Alrededor de 515 químicos entran en tu piel y lo mismo se vierte de residuo en las aguas fluviales, generando contaminación en nuestras aguas y en el medio ambiente.

Ingredientes que son muy comunes y que tienen un gran efecto dañino para tu piel y para el medio ambiente:

  • Parabenos: Se utilizan como conservante. Hay muchos tipos de parabenos, (metilparabeno) (methylparaben, Número E E-218), (ethylparaben, propilparabeno (propylparaben, E-216) y butylparaben. A veces, vienen camuflados con la letra y el número ej. E-214.
  • Triclosán: Actúa como bacteriano y fungicida, está presente en numerosos cosméticos de higiene diaria como la pasta de dientes, jabones, desodorantes no de spray, gel de ducha etc. El Comité Científico para la Seguridad del Consumidor de la Comisión Europea (SCCS), ha recomendado finalmente limitar su uso, por el daño que provoca al medio acuático también a través de la eliminación con agua de los productos que lo llevan en su composición.
  • Siliconas: Ingrediente que es muy usado en muchos productos para el cabello o faciales, tienen la capacidad de retener la hidratación, absorber la grasa y aportar cuerpo, pero no permiten que el poro respire y su uso, en sus tipos D4 (ciclotetrasiloxano) y D5 (ciclopentasiloxano), por su alta toxicidad con el medio marino, ya han sido restringidos legalmente en Europa. El reglamento, que se aplicará a partir del 31 de enero del año que viene, recoge que no se podrán superar en los productos concentraciones superiores al 0,1%.
  • Los perfumes sintéticos:  Aparecen como aroma en las etiquetas. Se encuentran en la mayoría de productos y pueden causar irritación en la piel, alergias, y problemas que pueden aparecer con el uso continuado de este ingrediente.
  • La oxibenzona o benzofenona-3, octinoxato: Las encuentras en las etiquetas con este mismo nombre, forma parte de muchas cremas solares y es muy destructiva para los arrecifes de corales por ejemplo.
  • Las microesferas de plástico: Las podéis encontrar como «polietileno» o «polipropileno» en las etiquetas de los productos. Son partículas muy pequeñas, que están como ingrediente en exfoliantes, estas partículas llegan al mar y los animales marinos las ingieren fácilmente. En Reino Unido y Estados Unidos están prohibidas en los productos cosméticos exfoliantes, pero en otros muchos países se permiten.

Os dejamos una a la gráfica para que veáis el gasto de productos cosméticos.

Gasto en productos de belleza en el mundo.



Productos de proximidad – Km0

Lo segundo, es ver si el producto es de Km0. Si la marca, en la medida de lo posible, tiene proveedores de proximidad para reducir la huella de carbono. Y si apoyamos ese comercio local, que en definitiva, nos repercute como mercado eficiente. Minimizar la huella CO2 es nuestro gran reto.

Huella de carbono

Debemos diferenciar la huella de carbono de una organización, de la huella de carbono de un producto que tiene en cuenta los GEI emitidos durante la vida del producto, desde la extracción de las materias primas, pasando por el procesado, fabricación y distribución, hasta el usuario final y fin de la vida útil (depósito, reutilización o reciclado). 

Ejemplo de lo que sería una sola parte de este proceso para minimizar el impacto de CO2. 

La disminución de la cantidad de material de envase puede contribuir a la reducción de la huella de carbono.

Reducir la cantidad del material de envase implica disminuir su peso, lo que se traduce en un ahorro de combustible de los medios de transporte utilizados para la logística y distribución de los productos cosméticos. Imagina que con la reducción de material un nuevo envase para producto cosmético pesa tan sólo cinco gramos menos como consecuencia de un cambio estructural en el diseño de los envases. 

Ten en cuenta que los envases se transportan en un camión de grandes dimensiones en el que caben diez mil envases, imagina los cientos de trayectos anuales de ese camión. Si hacemos los cálculos, se llega a la conclusión de que la carga pesa 50 kg menos por trayecto realizado, lo que produce una importante disminución de costes tanto económicos como medioambientales al tener en cuenta todos los viajes que va a realizar ese transporte en un único año. 

En definitiva, se puede observar un ahorro en términos económicos tanto en combustible como en materia prima para el envase, así como la generación de menos emisiones derivadas de la fase de transporte. De hecho, se estima que la optimización de rutas puede conseguir reducir el impacto medioambiental un 14% por recorrido.  

Implícate

Aquí es donde tienes que actuar desde tu propia aportación como individuo. Un estudio dice que el 46% de los españoles aseguran que compra productos en un envase que pueda ser reciclado. El 56% de los consumidores pagaría más por productos que no dañen el medio ambiente. ¿Te encuentras entre este porcentaje? Me gustaría pensar que sí… 

Nos fijamos en la formulación de ese producto, que sea minimalista, es decir, que los ingredientes sean los justos y necesarios para cumplir la función que necesitemos. Debemos leer el INCI de los productos, una etiqueta con 30 ingredientes o más,  al final, lo que nos lleva a pensar es que hay mucha “chicha y poca carne”. Abandonadlo en la estantería de la tienda. Busca claridad y sencillez en las formulaciones de tus cosméticos para evitar alergias, y que haya una buena sinergia entre los ingredientes, nada más…. ¡Esto es sostenible! ¡Menos es más! 

Muchas veces, tenemos estos ingredientes para mejorar nuestra piel en la cocina de nuestra casa: están en las plantas, en la alimentación, en complementos vitamínicos etc. No hay mejor belleza que la que comienza en el interior, con una buena base de alimentos nutritivos. La manera en la que nos cuidamos por dentro también se ve por fuera.

¿Por qué utilizar una cosmética natural para mejorar el medio ambiente?

  1. No produce residuos químicos ni agresivos para el medio ambiente.
  2. Potencia el uso de ingredientes vegetales de procedencia ecológica y sostenible
  3. No utiliza el uso de productos derivados del petróleo, ni siliconas, ni parabenos, etc.
  4. Dada su composición natural, se adapta mejor a la piel gracias a la afinidad de sus componentes con la epidermis humana, aporta mejor biodisponibilidad.
  5. Potencia el uso de envases y embalajes reciclados y/o reciclables.

Como individuo actúa de manera responsable en tu compra, y en el uso habitual de productos cosméticos. ¡Recicla y Reutiliza!


Susana Armero – CEO Plant Secret

+34 610 47 01 88

info@plantsecret.es

Instagram: @plantsecretcosmetics

www.plantsecret.es


Para más información puedes leer el Informe. http://awsassets.panda.org/downloads/plastic_ingestion_press_singles.pdf

Estudio de la universidad de  Córdoba: https://www.agenciasinc.es/Noticias/Un-nuevo-metodo-identifica-contaminantes-cosmeticos-en-aguas-marinas

Más información sobre parabenos: el Comité Científico europeo de Seguridad de los Consumidores.


Compartelo en redes sociales

Suscríbete a nuestra newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: CAROLINA SOLER PONS.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Entradas relacionadas

LAS TENDENCIAS ECOLÓGICAS DEL 2022 QUE DEBES CONOCER

LAS TENDENCIAS ECOLÓGICAS DEL 2022 QUE DEBES CONOCER

¿Cómo vas con tus propósitos y tendencias más ecológicas y sostenibles? Esta pandemia nos ha refrescado muchas de nuestras metas…
LAS ENERGÍAS RENOVABLES TOMAN EL RELEVO

LAS ENERGÍAS RENOVABLES TOMAN EL RELEVO

Los expertos en energías renovables del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, anuncian que si no se reducen las emisiones…
¿POR DÓNDE EMPEZAR A CUIDAR NUESTRO PLANETA?

¿POR DÓNDE EMPEZAR A CUIDAR NUESTRO PLANETA?

La Tierra, nuestro hogar. Formamos parte de un universo inmenso. En él, nuestro planeta está lleno de vida, con una rica variedad…
Ir arriba

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres pertenecer al Club Lovers de lo Verde? ¡Suscríbete a nuestro Club ahora y recibe información exclusiva y Super descuentos especiales en productos Sostenibles, Zero Waste, Ecológicos y Bio!

Privacidad
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo podemos ayudarte?